miércoles, 3 de junio de 2015

Javier Negrete - La hija del Nilo (2012)


¡Por qué vosotros sois ahora los muros de Roma, el valladar de su legítimo cónsul, que soy yo! ¡Julio Cesar!

Para quienes hayan superados los duros exámenes y estén empezando las ansiadas vacaciones tenemos buenas noticias. La Pluma Rota vuelve y ofrece buena literatura para pasar el período estival. Y ya que tenemos una notoria afición por la historia, vamos a tocar a uno de los mejores autores de narrativa histórica de nuestro país. Aunque para hacerle justicia, no se limita solo a eso. Además ha escrito ciencia ficción, fantasía, divulgación histórica e incluso relatos eróticos. Señoras y señores, hablamos de Javier Negrete.

Negrete es un viejo conocido en nuestro blog, del que Jorge es un gran admirador y ha reseñado Buscador de Sombras, La Luna Quieta, La Amada de los Dioses o La Mirada de las Furias. Pero como nos parece demasiado poco, hemos decidido dedicarnos durante este mes a reseñar varias de sus obras como la saga de Tramorea. 
 
La crítica presente es La hija del Nilo, y supuestamente va de Cleopatra. Digo supuestamente porque tras el primer tercio del libro, donde el autor nos presenta a la familia real de los Ptolomeos, el protagonista pasa a ser Julio César en plena guerra civil contra Pompeyo.

Para los que desconozcan la historia, Egipto se vio libre de la ocupación persa con la llegada de Alejandro Magno, fundador de Alejandría. Tras la muerte del conquistador, Egipto fue gobernado por uno de sus generales, Ptolomeo. Este fue el comienzo de la última dinastía de los faraones de Egipto. Cuando Cleopatra era una niña, el reino era inestable y en franca decadencia. Su padre perdió el trono y solo pudo recuperarlo tras contraer grandes deudas con Roma. A pesar de estar ligada al trono desde la restauración de su padre, tenía que casarse con su hermano, el incesto era una tradición entre los faraones. Sin embargo, diversos conflictos con su hermanos y sus consejeros provocaron que tuviera que huir desterrada.

Mientras Julio Cesar y Pompeyo se enfrentaban en suelo griego por quien sería el hombre más fuerte de Roma. Tras la batalla de Farsalia, Cesar se impuso y persiguió a su rival, pero también amigo, hasta Egipto donde su historia se entrelazaría con la de Cleopatra.

A pesar de ser una novela y no un ensayo, el autor, no hay que olvidar que es profesor de historia, demuestra fidelidad a los hechos y también cierto carácter divulgativo, ya que son numerosas las anécdotas que el autor nos regala sobre la cultura egipcia, como el caso de la importancia de las crecidas del Nilo. De todas maneras, al autor se le ve más cómodo con las partes romanas o griegas que cuando tiene que centrarse en Egipto, a pesar de que sale muy bien parado en todos los escenarios

Los personajes tienen una personalidad propia aunque están basados en las fuentes clásicas. El más destacable es Julio Cesar, que goza de un gran carisma desde su primera intervención y roba el protagonismo a Cleopatra, que en ocasiones se la trata junto a toda su familia de forma más arquetípica. Los secundarios suman y refuerzan la novela, como es el caso del centurion Casio Esceva, el soldado Tito Furio o el sabio griego Sosígenes.

La trama que complementa al entramado histórico es buena, siendo mejor que la media de las novelas históricas. Eso sí, Negrete ha conseguido tejer historias más completas, más ricas en detalles y de más calidad como puede ser el caso de Alejandro y las águilas de Roma.

La narración es en tercera persona omnisciente, sin embargo en cada capítulo suele centrarse en la visión de uno de los personajes. Tiene un muy buen ritmo y permite deleitarse con los personajes a la vez que disfrutar la acción, que está muy bien relatada. La batalla de Farsalia es posiblemente el mejor momento de la novela, y no se embarra a pesar de que explica a la perfección la táctica del enfrentamiento militar, lo cual no es muy común en este tipo de obras. El final es correcto, pero deja demasiado hambriento al lector, ya que la historia jugosa de Cleopatra viene justo cuando finaliza la novela, que esperemos que se relate en una segunda parte.


¿Tengo que leer esto?: Es una buena novela, aunque Negrete puede llegar a cotas más altas.

Si tuviera que quedarme con un momento: La batalla de Farsalia y el discurso de Cesar:

- ¿Habéis oído que es dulce y decoroso morir por la patria, ¿verdad? - ¡Sííí! - ¡Pues olvidad esta mierda! ¡Nadie ha ganado una guerra muriendo por su patria!

¿Dónde debería leerlo?: En las orillas del Nilo. Además tras la construcción de la prensa de Assuan no hay cocodrilos ni hipopótamos.

Me ha gustado, ¿dónde hay más?: Javier Negrete ha escrito un buen número de novelas históricas como la ya mencionada Alejandro y las águilas de Roma o Salamina. Si nos tenemos que centrar en la figura de Cleopatra, me quedaría con Memorias de Cleopatra de Margaret George, novela de carácter biográfico sobre la reina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...